El vidrio es transparente

La mayoría de nosotros compramos directamente frente al anaquel del supermercado.

 

Buscamos ese producto que salte a la vista y nos provea información instantánea y convincente acerca de la calidad del producto. No hay nada más decepcionante que comprar un producto, llegar a la casa y comprobar que no es nada parecido a la etiqueta… con el vidrio no pasa eso, ¡ya que se puede ver el producto antes de comprarlo!

El vidrio se funde a altísimas temperaturas (1500 Cº), por lo que es un material muy fuerte.

 

El aire no lo oxida, la humedad no lo reblandece y se puede sumergir en el agua. Además no necesita preservantes para su conservación ni químicos dañinos como el BPA.

 

Soporta tanto contenidos fríos como calientes.

El vidrio es elegante

Usted puede sentir la elegancia y la belleza de una botella de champán, de una copa de vino o un frasco de perfume.

 

Ningun otro material de envase puede compararse con la apariencia y elegancia del vidrio. La claridad, la forma y la textura de los envases de vidrio contribuyen a la imagen premium de productos, desde perfumes finos, licores, hasta los alimentos y bebidas gourmet.

Subir
Subir
Subir