Recuérdelo:
El vidrio es el UNICO material que es totalmente reciclable una y otra y otra y otra vez.

 

No existe un límite en el número de veces que se puede reciclar un envase de vidrio. Y aunque se recicle muchas veces no pierde ninguna de sus propiedades.

 

Los envases de vidrio son los únicos que se reciclan en Centroamérica.

 

Otros tipos de envases requieren procesarse fuera de la región, demandando costos extra en transporte, por ejemplo.

 

Las botellas retornables son envases especialmente diseñados para ser reutilizados. Estos envases son recogidos, lavados , desinfectados y vueltos a llenar por las empresas embotelladoras.

 

El vidrio retornable es sumamente resistente. Con un manejo adecuado la posibilidad de que se quiebre es mínima. Y si se quiebra, se recicla.

 

El vidrio posee una huella de carbono inferior, si se le compara con otros materiales de empaque. El ciclo de vida total de los empaques, bien sea vidrio, plástico, aluminio o papel, incluye la extracción de la materia prima y su traslado, su producción, transporte y el reciclado o desecho final de el mismo. Debido a que el vidrio puede ser reciclado infinitas veces, hacer nuevas botellas utilizando vidrio recuperado, disminuye la cantidad de materia prima y energía necesarias para su producción.

 

El vidrio es la elección de empaque con la que puedes estar seguro que estás ayudando al medioambiente.